Emoción y nostalgia con Mario Kempes: ‘Matador, mi autobiografía’

Mario Alberto Kempes Chiodi es el “Matador”. Y así, acompañado por su mujer Julia y sus hijos, en un abarrotado Casal de Mestalla, Mario Kempes, legendario exfutbolista del Valencia, presentó ayer su libro ‘Matador. Mi autobiografía’, de la editorial Sargantana, en la que se repasa la vida y la trayectoria de uno de los futbolistas más destacados en los cien años de vida del Valencia CF. “Esta es mi casa, no hay mejor lugar para la presentación”, comentó el astro argentino.

Leyenda inmortal de los valencianistas, un emocionado Kempes agradeció la presencia de tantos compañeros y amigos y se expresó muy feliz desde que llegó a Valencia para participar en los actos que el Club ha preparado para conmemorar su Centenario: “Es realmente lindo volver a casa, estar con la gente y festejar el Centenario. El lunes vivimos algo muy bonito, a medida que íbamos pasando por las calles la cola de gente que nos acompañaba se hacía mucho más grande y era impresionante. No me imaginé nunca el aprecio que sigue teniendo la gente por la bandera del Valencia CF. Era una réplica, pero sigue teniendo mucha fuerza. Fue muy lindo y emotivo, con mucho sentimiento”.

El acto, presentado por el periodista Paco LLoret, encendió las emociones de los presentes con un video que repasaba la trayectoria del delantero y con las palabras del mejor futbolista del Valencia en toda su historia: “Desde que salimos de la casa de los veteranos no paró de sumarse gente. Fue muy lindo. Esperemos que la celebración termine el 25 de mayo con el título de Copa y si es posible con la Europa League”.

mariokempesautobiografia

El libro, repleto de anécdotas y curiosidades vividas a lo largo de su carrera, fue una excusa para volver a reunirse con gente de la época y recordar sus inicios en la ciudad de Valencia en los que “dormía de día y no podía de noche”, hasta que llegó el primer partido oficial y comenzó a marcar goles: “Pasieguito me trajo y los goles fueron mi presentación”. Marcó cinco tantos en las cuatro primeras jornadas de liga.

Mario recordó sus primeros años en el equipo. “Éramos buen equipo pero un tanto irregulares fuera de casa. Nos acogimos a la Copa del 79. Teníamos a favor el hambre de ganar un título y por las calles de Madrid todo eran tracas”. Entre las pinceladas sobre el fútbol actual, El Matador subrayó el trato actual a los jugadores: “Antes te pegaban y nadie lo veía, sólo había una cámara que seguía la pelota. Ahora hay veinte cámaras y el VAR, que no sirve para nada. Ahora a los jugadores les atienden como si fueran dioses y no hablan entre ellos”.

Mario se siente satisfecho es por el cariño que le tiene la gente: “Hay una gran verdad, uno no es solo jugador de fútbol, lo que queda es la persona. No pueden ir por separado. Puedo ir con la cabeza muy alta por Valencia, porque lo he dado todoSe puede ser muy famoso, pero teniendo los pies en la tierra”.

Escrito Por: Antonio Casañ (@tonicasan55) el 21 de Marzo 2019.

Articulo completo aqui.